Dolores, 35 años “Me duele. Llevo años sin tener ganas.”

La de Dolores es una confesión que tenía muchas ganas de contarla. Y es que Dolores es mucha Dolores, y seguramente se merecería que escribiéramos un libro sobre sus pésimas vivencias sexuales. Con un post, nos quedaremos cortos. Pero vamos a centrarnos en todo lo que la ha llevado a sufrir sequedad vaginal.

Voy al grano. No me enrollo.

Dolores tiene 35 años, es una mujer muy alegre y simpática. Se la ve una persona muy activa. Últimamente y con esta confesión he descubierto una Dolores tímida, cerrada con sus problemas y preocupaciones. Tiene dos hijos, uno de 5 y el otro de 8 años. Los dos hermanos son de padres diferentes. Actualmente viven los hijos, ella y el segundo marido, padre del crío pequeño.

No voy a entrar en detalles de cómo llegamos a la conversación. La cuestión es que Dolores me vino a contar su preocupación en relación con la sexualidad. Según ella, después de haber parido su primer hijo, su cuerpo cambió, fue como un antes y un después. Tuvo un parto complicado y la recuperación fue larga y dolorosa. Desde entonces me confiesa que no ha vuelto a disfrutar en una relación sexual. ¿Cómo es eso? ¿Qué es lo que te pasa? Fue mi pregunta.

 

El problema

-Al hacerlo me duele, el día siguiente me noto la vulva (llamada por ella “eso de ahí”) irritada… Y es que llevo años sin tener ganas. Pero, claro, yo me tengo que forzar. No quiero que mi marido se piense que no me excita, que ya no me gusta.

Esa fue su respuesta. Yo intente que no me sobresalieran los ojos. Que contenta estoy que viniera a contarme tus preocupaciones. Continué la conversación pidiéndole que describiera más esos dolores, irritaciones. Y si solo le pasaba al tener una relación sexual o lo padece en más ocasiones. Para poner más guasa al asunto, Dolores sufre muchas infecciones vaginales. Evidentemente, esto tampoco le ayuda a sentirse bien con su sexualidad.

 

Sequedad vaginal

Mi conclusión después de escuchar su historia durante media hora fue sencilla. Dolores en los últimos años ha hecho muchos tratamientos con antibióticos y otros medicamentos, además de los dos partos vaginales. Eso sumado del nivel de vida que lleva: comiendo mal, tensión en el trabajo, familia… Hace que su flora vaginal este débil y que la propia lubricación natural se ve disminuida, fruto también de todo esto. Sufre sequedad vaginal sin saberlo. La solución que le plantee fue la siguiente.

Primero que por favor lo hablase con su marido, que evidentemente va a entender la situación y es quien le puede ayudar más y sobretodo apoyar.

 

Obligatorio el uso de un hidratante vulvovaginal a diario

Le explico como hago siempre: de igual forma que nos hidratamos el cuerpo o la cara con una crema, también es necesario que se haga con la mucosa vulvovaginal. Como el resto de mucosas de nuestro cuerpo necesita estar húmeda. La mucosa de Dolores, por lo que ha comentado, esta seca. Necesita un extra de lubricación. La mejor recomendación que le puedo hacer, que use un hidratante vulvovaginal a diario. Y evidentemente también para una relación sexual. Y encima que su marido conozca el producto. Además, le recomendé que empezara un tratamiento con probióticos vaginales.