¿Qué ocurre cuando llega la menopausia?

que ocurre cuando llega la menopausia

Cuando una mujer llega a la menopausia, el ovario deja de producir estrógenos de manera irreversible. Ese suceso marca la vida de la mujer y produce algunos cambios en su cuerpos que conocerlos te ayudará a adaptar tus hábitos a ellos y llevarlos con normalidad.

 

Algunos asuntos a tener en cuenta

  • Los huesos van perdiendo calcio y aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Hay una pérdida del tono muscular y, en consecuencia, aumenta la flacidez.
  • La piel va perdiendo su firmeza.
  • Se produce una descompensación metabólica y empiezan los problemas con el colesterol i la presión.
  • También se produce descompensación en la síntesis de serotonina, lo que conlleva problemas de ansiedad, insomnio, melancolía…
  • Se sufren alteraciones intestinales como estreñimiento, digestiones pesadas…
  • Pérdida del interés sexual.
  • Sequedad en las mucosas, especialmente en la mucosa vaginal, lo cual puede dificultar las relaciones sexuales con penetración.

Pero como siempre decimos, cuidarse siempre ayuda a encontrarse mucho mejor.

Nuestras recomendaciones

  • Llevar una vida activa: caminar, bailar, hacer ejercicio, senderismo, nadar…
  • Tener una dieta rica en proteínas, que no hace falta que sean de origen animal, las de origen vegetal también sirven.
  • Puede ser útil tomar un suplemento de Magnesio para mejorar la flexibilidad muscular.
  • Hay que controlar el peso, evitar la ingesta de hidratos de carbono (no consumir azúcares) y de alcohol.
  • Beber agua para eliminar toxinas.
  • Dejar de fumar.
  • Mantener una alimentación rica en Calcio y/o tomar un suplemento de calcio para evitar la osteoporosis.
  • Introducir algún suplemento antioxidante a la dieta.
  • Evitar el estreñimiento alimentándonos con fibra.
  • Hidratar la piel -toda, incluso la de las zonas íntimas- y acostumbrarse al uso de productos de cosmètica natural.

¿Sufres sequedad vaginal?

Te recomendamos usar nuestro hidratante vaginal Bevitae Aceite Íntimo, que además puede usarse de lubricante vaginal durante las relaciones sexuales, hecho con productos 100% naturales y libre de parabenos, perfumes y colorantes.

 

Recordad que la menopausia no debe hacernos sentir más viejas sino más sabias, más enteras y recordarnos que estamos recorriendo nuestro camino con plenitud.

Dolores, 35 años “Me duele. Llevo años sin tener ganas.”

La de Dolores es una confesión que tenía muchas ganas de contarla. Y es que Dolores es mucha Dolores, y seguramente se merecería que escribiéramos un libro sobre sus pésimas vivencias sexuales. Con un post, nos quedaremos cortos. Pero vamos a centrarnos en todo lo que la ha llevado a sufrir sequedad vaginal.

Voy al grano. No me enrollo.

Dolores tiene 35 años, es una mujer muy alegre y simpática. Se la ve una persona muy activa. Últimamente y con esta confesión he descubierto una Dolores tímida, cerrada con sus problemas y preocupaciones. Tiene dos hijos, uno de 5 y el otro de 8 años. Los dos hermanos son de padres diferentes. Actualmente viven los hijos, ella y el segundo marido, padre del crío pequeño.

No voy a entrar en detalles de cómo llegamos a la conversación. La cuestión es que Dolores me vino a contar su preocupación en relación con la sexualidad. Según ella, después de haber parido su primer hijo, su cuerpo cambió, fue como un antes y un después. Tuvo un parto complicado y la recuperación fue larga y dolorosa. Desde entonces me confiesa que no ha vuelto a disfrutar en una relación sexual. ¿Cómo es eso? ¿Qué es lo que te pasa? Fue mi pregunta.

 

El problema

-Al hacerlo me duele, el día siguiente me noto la vulva (llamada por ella “eso de ahí”) irritada… Y es que llevo años sin tener ganas. Pero, claro, yo me tengo que forzar. No quiero que mi marido se piense que no me excita, que ya no me gusta.

Esa fue su respuesta. Yo intente que no me sobresalieran los ojos. Que contenta estoy que viniera a contarme tus preocupaciones. Continué la conversación pidiéndole que describiera más esos dolores, irritaciones. Y si solo le pasaba al tener una relación sexual o lo padece en más ocasiones. Para poner más guasa al asunto, Dolores sufre muchas infecciones vaginales. Evidentemente, esto tampoco le ayuda a sentirse bien con su sexualidad.

 

Sequedad vaginal

Mi conclusión después de escuchar su historia durante media hora fue sencilla. Dolores en los últimos años ha hecho muchos tratamientos con antibióticos y otros medicamentos, además de los dos partos vaginales. Eso sumado del nivel de vida que lleva: comiendo mal, tensión en el trabajo, familia… Hace que su flora vaginal este débil y que la propia lubricación natural se ve disminuida, fruto también de todo esto. Sufre sequedad vaginal sin saberlo. La solución que le plantee fue la siguiente.

Primero que por favor lo hablase con su marido, que evidentemente va a entender la situación y es quien le puede ayudar más y sobretodo apoyar.

 

Obligatorio el uso de un hidratante vulvovaginal a diario

Le explico como hago siempre: de igual forma que nos hidratamos el cuerpo o la cara con una crema, también es necesario que se haga con la mucosa vulvovaginal. Como el resto de mucosas de nuestro cuerpo necesita estar húmeda. La mucosa de Dolores, por lo que ha comentado, esta seca. Necesita un extra de lubricación. La mejor recomendación que le puedo hacer, que use un hidratante vulvovaginal a diario. Y evidentemente también para una relación sexual. Y encima que su marido conozca el producto. Además, le recomendé que empezara un tratamiento con probióticos vaginales.

El tabú de la sequedad vaginal

tabu sequedad vaginal

A la sociedad nos cuesta hablar de aquello llamado “íntimo”, todas las cosas que nos pasan alrededor de la sexualidad, los genitales… Por ejemplo, la sequedad vaginal. No voy a entrar en detalles con esta afirmación porque creo que la mayoría somos ya muy conscientes de ello.  

Desde mi posición como ciudadana de este mundo quiero aportar mi granito de arena y hablar más y mejor sobre lo más “íntimo”, para poco a poco conseguir que no lo sea tanto.

Un ejemplo claro de ello es darnos cuenta que apenas conocemos nuestro cuerpo. A menudo, se olvidan de contarnos como funciona nuestro cuerpo, que cambios fisiológicos se experimentan a lo largo de la vida. Y es que párate a pensar: ¿Cuantas veces se habla de la vulva, de los cambios de la menopausia o simplemente de cómo sentir placer en una relación sexual? NUNCA.

Ya sabemos que al final, lo más importante en esta vida es estar bien, sentir bienestar en nosotras mismas y con el mundo que nos rodea. Así que vamos a normalizar “esas cosas íntimas” que le pasan a todo el mundo. Conocer y aprender de nuestro cuerpo.

La sequedad vaginal

Uno de los cambios físicos del cuerpo de la mujer es la incómoda sequedad vaginal. El 80% de las mujeres que han entrado en la menopausia no lubrica lo suficiente. Es una situación incómoda y afecta directamente a la sexualidad.

Las consecuencias de todo ello básicamente son:

-Dolor durante las relaciones sexuales

-Irritación, escozor y picor en la zona genital.

Combatir la sequedad vaginal es fácil. Seguramente lo más complicado es ser consciente del problema, actuar y buscar una solución.

El uso a diario de un producto como Be Vitae Aceite Íntimo disminuye la sequedad vaginal.

Es importante en insistir a diario para mantener un grado de hidratación adecuada. Seguramente muchas de vosotras os hidratáis el cuerpo a menudo, nunca os olvidéis de poner la crema facial. Si te cuidas la cara, te hidratas el cuerpo… ¿Porque descuidas tanto tus genitales?

Bevitae Aceite Íntimo ha sido creado para ser tu mejor aliado para la falta de lubricación. Formulado bajo el concepto de Cosmética Saludable, usando ingredientes naturales, eficaces, sinceros y sostenibles. Indicado para aumentar la lubricación vulvovaginal. Además, facilita una relación sexual placentera y aumenta la libido.

 

La sequedad vulvovaginal. Un problema, una solución. Cuídate.

cuidate mujer

Conoce tu cuerpo y cuídalo. La sequedad vulvovaginal y tu vida sexual.

Si estás leyendo esto supongo que eres mujer, y sino eres un hombre consciente, lo cual me alegra.

Escribo este artículo porque tengo ganas de contarte cosas. Soy Clara y entre otras cosas en la vida, también soy farmacéutica. En mi día a día cuando mis clientes me dan la oportunidad de indagar un poco más y cuando soy capaz de poner la sexualidad encima de la mesa, me doy cuenta del trabajo que todavía tenemos como sociedad. Yo por mi parte intento aportar mi granito de arena al asunto. 

Por mi experiencia en la farmacia te diría que muchas parejas cuando entran en la década de los 50 su vida sexual disminuye. Hoy me centro en las mujeres. Estoy de acuerdo que puede haber muchos puntos que influyen en ello.

– Puede que sea el momento en que los hijos se van de casa.

– Medicamentos, estado emocional…

Lo que tengo claro es que de forma natural, el apetito sexual en la mujer no tiene porque disminuir.

Entonces… ¿por qué disminuye la vida sexual a partir de los 50?

Ya sabes que no siempre hay que esperar a tener 50 para experimentar situaciones de este tipo. Sigue leyendo porque esto es para todas!

Como ya he dicho, puede haber varias razones fruto de la vida. Ahora bien es muy común que al disminuir los niveles hormonales en el cuerpo, entre otros efectos que se puedan notar, se vea afectada la cantidad de flujo vaginal. Aquí entra el concepto conocido como la “rueda de la sequedad vulvovaginal”…. De esto  me gustaría hablarte más detalladamente.

¿Qué es esto de la rueda? Es tan sencillo, que parece mentira que pase así.

Como ya he comentado, hay ciertos momentos en la vida de una mujer que la lubricación vaginal natural disminuye, es muy escasa. Los motivos pueden ser muchos. Hay que recalcar que la post menopausia es una etapa con muchísima probabilidad de padecer este proceso fisiológico -normal- del cuerpo humano.

No hay suficiente lubricación, la parte vulvovaginal está seca. Entonces cuando practicamos la penetración o los simples preliminares se siente dolor, escozor, y llega a producir una irritación. Cuando pasa esto, la primer vez se hace, se pasa. Cuando pasa esto la segunda vez, ya produce preocupación. De hecho seguramente se pone un stop en la penetración. En el tercer encuentro sexual, el sentimiento de entrada ya es miedo, al pensar en qué pasará… En este momento la opción más escogida para todas es “intentar” dejar de tener relaciones sexuales y de masturbarse.

Esto es lo que se vive a nivel mental y también a nivel físico. Pero lo que aquí importa es analizar lo que te pasa fisiológicamente.

La vagina no esta húmeda, no hay la suficiente lubricación. ¡En estas condiciones está claro que no se puede! Al introducir el simple dedo y friccionar en las paredes, no produce sensación de placer, sino todo lo contrario. Hay sensación de ardor y dolor. NO TE FRUSTRES, ES NORMAL. Y sobretodo compártelo con tu pareja.

En estas situaciones, mujer, estás obligada a lubricarte. Es imprescindible que uses un lubricante durante tus relaciones sexuales. Empieza a ponértelo des del principio y disfruta jugando con tu pareja. Además te aconsejo que uses un hidratante/lubricante vulvovaginal a diario. Seguro que después de la ducha tienes la costumbre de hidratarte el cuerpo, y no te olvidas de cuidar la cara. Si es así, haz lo mismo con tus partes más íntimas.

Para cuidar la zona vulvovaginal, sin lugar a dudas te recomiendo que utilices productos naturales, sin tóxicos, que no sean agresivos. Los jabones que uses tienen que respetar el pH vaginal que va variando a lo largo del ciclo vital. Lávate la zona vulvar una vez al día. No es bueno lavarte muchas veces.

bevitae aceite intimoAcabo el artículo recomendándote Bevitae Aceite Íntimo

Bevitae Aceite Íntimo hidratante y lubricante vulvovaginal que hemos formulado para dar soluciones a estas situaciones.

Se trata de un producto pensado para hidratar y lubricar la zona vulvovaginal además de facilitar una relación sexual y estimular la líbido. Bajo el concepto de cosmética saludable y solo con ingredientes naturales, sin tóxicos. Cargado de Omega 3,6,9, vitamina A, K E procedentes de aceites vegetales de alta calidad biológica y nutricional. Lleva un toque sensorial, que despierta la libido y relaja la mente dejando el cuerpo en un estado harmónico.

Con 4 gotas de Bevitae Aceite Íntimo la situación cambiaría. Claro que sí. Te aportaría la lubricación que te falta a tí y de forma natural y de calidad. ¡Pruébalo! Y te diré más. Si estas en esta época de la vida que te falta lubricación, flujo vaginal, usa Bevitae Aceite Íntimo a diario y mejorarás el grado de hidratación de tu mucosa vaginal y de la parte externa, la vulva.