“Lo sano” vende. La publicidad engañosa.

Lo sano vende.” Esta afirmación es perfectamente conocida por las empresas de marketing y los productores de alimentación, cosmética y productos para la higiene. Cuidado con la publicidad engañosa.

Eco, bio, natural… Leer y escuchar este tipo de palabras sobre muchos productos de cosmética ya no nos sorprende mucho. Muchas marcas han sacado una nueva versión de algunos de sus productos atribuyéndose alguna de estas características. Y hemos de decir que la mayoría de veces nos parece genial. Es maravilloso que poco a poco vayan cambiando el sistema de producción para volverse más sostenible y a la vez los hábitos de consumo –porque estos procesos tienen que ir de la mano- se enfoquen a un mundo más igualitario, con personas más saludables y sensible con el medio ambiente. Sin duda, ésta es la dirección que nos gusta imaginar.

¿Todo lo natural es bueno?

La palabra “natural” por desgracia ya no significa “seguro”. Estamos en plena expansión mundial. La sociedad cada vez parece estar más concienciada en llevar una vida saludable además de que están aumentando las ganas de salvar el planeta. Eso hace que vayamos disparados a los supermercados en busca de etiquetas con la palabras “natural”, “sin parabenos”, champús ecológicos a precios insostenibles, alimentos que lo curan todo o complementos alimenticios que son el remedio de todos los males.

"Lo sano" vende. La publicidad engañosa. 1

Sacando provecho a la situación

A raíz de esta conscienciación que va aumentando hay marcas que han decidido aprovecharla para capitalizarla del todo, industrializarla y apropiársela. De esta manera, nos encontramos con una hipersaturación de publicidades engañosas y estrategias de marketing en las cuales muchas firmas se vanaglorian de utilizar ingredientes naturales y ecológicos -entre muchos otros mezclados- para sus fórmulas, como si esto fuera el único requisito para convertir sus productos en menos perjudiciales. Al igual que muchos alimentos supuestamente healthy con algunos componentes saludables siguen yendo combinados con grandes cantidades de azúcar refinado, muchos cosméticos supuestamente naturales siguen llevando parafinas en sus fórmulas.

"Lo sano" vende. La publicidad engañosa. 2

La fiebre por lo natural hace que muchos productores tanto de alimentación como de cosmética se apunten al mundo “de lo sano”. Muchos de ellos NO fabrican productos naturales. Simplemente se dedican a hacer que sus etiquetas, embalajes y anuncios publicitarios parezcan y se asocien con estos conceptos. Se encargan de diseñar etiquetas con imágenes y mensajes que nos transmitan naturaleza, haciendo que sean comprados como naturales sin serlo. Hay muchos ejemplos de ello.

 

¿Cómo escoger los productos?

NO es lo mismo una crema hidratante de aceite de oliva que con aceite de oliva. La primera debe estar formulada en base al aceite mientras que la segunda simplemente contiene una pequeña parte. Hagámoslo con un mínimo de consciencia en el aspecto de que no todo lo natural es bueno. No todos los claims ecológicos son ciertos, el querer consumir productos naturales se convierte en una complicada tarea. Saber elegir que productos son buenos y cuáles no, requiere tener muchos conocimientos en el campo de la química para poder interpretar las etiquetas de los envases.

Todo sería más fácil si las grandes empresas nos contaran la composición de sus productos de forma clara y sencilla.

"Lo sano" vende. La publicidad engañosa. 3

Es realmente alarmante que nos tengan tan engañados en temas tan básicos y importantes como nuestra salud. No me quiero enrollar mucho más, pero os hacemos un recordatorio:

Si buscas productos naturales, no te dejes convencer por el diseño o la publicidad. Mira siempre los ingredientes y no te olvides de la letra pequeña. Aquí os dejamos un listado que hemos escrito con los 10 tóxicos más peligrosos en los cosméticos.

 

No hay límites

Los estereotipos de belleza nos limitan. No solo los más visibles, también hay otros límites que hacen que nos sintamos más o menos cómodas. Por eso queremos dejar claro que no hay unos genitales perfectos: cada forma, cada tamaño, cada color… Es ideal. Nuestro cuerpo en su totalidad es aquello que nos hace únicos y insustituibles.

Los límites los pones tú

Dejemos de hacer caso a los cánones de belleza que quieren amoldarnos a unos patrones imposibles para la mayoría de los cuerpos que, al no llegar a ellos, por cierto, solo provocan insatisfacción. Comencemos a mirarnos para entender que somos diferentes, que cada una tiene una silueta imposible de repetir y que en eso se encuentra la magia de la particularidad.

Cuidémonos, querámonos. Utilicemos la cosmética para nuestra salud, nuestra autoestima. La cosmética no sirve para encajar en ninguna plantilla que no sea la nuestra misma. Con estos valores ha estado creado Bevitae Aceite Íntimo, el aceite lubricante vulvovaginal 100% natural.

A vosotras

A vosotras, gracias. Hace unos días estaba yo presentando nuestro Bevitæ Aceite Íntimo y en un momento dado me salió una frase fuera del guión y dije algo así como: “yo el que propongo es un prototipo de mujer que tenga una belleza serena”, y ahí quedó la frase, seguí contando las características del producto, sus indicaciones, etc. Creo fue una presentación correcta y, de hecho, quedé contenta del resultado.

El concepto

Pero al terminar me volvió a la cabeza este concepto… ”Una belleza serena “. ¿Qué quise decir yo con aquellas palabras? Soy más de imágenes que no de palabras y ahora para intentar averiguarlo intento además visualizar mentalmente una mujer con una belleza serena. Me concentro, cierro los ojos y me aparece una mujer de 45/60 años con una suave sonrisa en los labios, que
apunta un cierto aire de inocencia o de timidez. Su cutis se ve luminoso, doy por seguro que cuida su alimentación y que saca tiempo de no se donde para realizar algo de ejercicio. Que tiene sus problemas y sus dudas de como resolverlos, pero sigue hacia delante. Sobretodo, veo que se valora y se quiere a sí misma.

Esta es mi visión de lo que representa la belleza serena. Una belleza natural, que además sabe de ilusiones y de algún mal momento. Una belleza que no quiere decir camuflar sus ligeros michelines
ni su incipiente celulitis, sino amarse así. Una mujer que no le importa reconocer que no lo sabe todo de la vida y no quiere saberlo sino que se ocupa de disfrutar y cuidar lo que tiene.
Y vosotras, todas estas mujeres maravillosas, me habéis inspirado a crear Bevitae Aceite Íntimo. Respondiendo a lo que desprendeis, amor propio y amor por lo natural.

Un abrazo,
Clara

Cuál eliges … La belleza real o la de postureo

belleza real o postureo

“Realidad o ficción”

Cuando leemos una novela o visionamos una película a menudo el novelista o el director son capaces de llevarnos a lugares o situaciones en los que no somos capaces de distinguir lo que es real y lo que es ficción. Pero a la que cerramos el libro o se encienden las luces de la sala, vemos y vivimos la realidad.

Lo mismo nos pasa cuando vemos una foto en Instagram o cuando vemos una portada de una revista de moda. Los retoques fotográficos están a la orden del día y tanto los profesionales del sector como los aprendices nos peleamos con los retoques fotográficos  y quizás para algunas ha llegado el momento de que no son capaces de distinguir la realidad de la ficción.

I no amigas mías, esto no es eso!! Los cuerpos y las vidas no son perfectos. No existe un cuerpo perfecto ni una vida perfecta y no existen porque la perfección es un concepto abstracto y subjetivo. Depende del lugar geográfico ,de la época, de las cultura….etc, etc

Por ello nos gusta decir: “Yo soy real y soy bella y me quiero como soy y me gustaría que me quisieras como soy y yo te querré como eres”

Y además nos gustaría ponerle música a esta frase y cantar a los vientos :

-Yo soy bella..

-Tu eres bella…

-Ella es bella…

-Nosotros…

-Vosotras….

-Ellas…

Afortunadamente para nosotras, las que creemos en la mujeres reales, este pensamiento se está apoderando y creciendo, ojalá se extienda como un mantra oriental o un virus invernal y consigamos  que no nos impongan modelos y estereotipos manipulados.

 

Bevitae cree más en la realidad, la ficción la dejamos para la película del sábado a la tarde. Nuestra forma de entender la belleza pasa por la aceptación de nuestra persona, tanto del cuerpo como del alma.

Bevitae Aceite Íntimo quiere ser el compañero perfecto para acompañarte durante el camino.  El paso de los años hace que nuestro cuerpo varíe,  y nosotras tenemos que aceptarlos y vivirlos con positivismo. Por ello es tan importante la educación, la información sobre nuestro cuerpo y su bienestar.

No dejes nunca de sentir el placer de ser mujer. Bevitae Aceite Íntimo es un hidratante y lubricante vulvo vaginal formulado sin tóxicos, bajo el concepto de  Cosmética Saludable. Su objetivo es aumentar el grado de hidratación para contrarestar la sequedad de la mucosa vaginal, además de facilitar una relación sexual placentera.

Un dato que tal vez no conocías… Alicia Keys decidió en junio dejar de maquillarse, expresando su frustración por tener que hacerlo a diario para tratar de estar perfecta.

La realidad ya es suficientemente bonita.

Nos gusta la sinceridad y somos entusiastas de la belleza natural. No hace falta eliminar las arrugas ni enmascarar las estrías o querer hacer desaparecer todas las marcas que el tiempo ha dejado en nuestro cuerpo en su camino .

Es más, cada pliego de la piel nos hace únicas e irrepetibles. Y es por ello que nos gusta la sinceridad, ser tal y como somos. La realidad de nuestros cuerpos es suficientemente bonita. Demasiado para querer amoldarnos constantemente en unos parámetros preestablecidos.  ¿Que no tenemos bastante con lo que somos?

Debemos aprender a querernos, a ser honestas con nosotras mismas. Debemos entender que la belleza natural está en nosotras y escoger este camino es escoger querernos. Entonces ¿para qué debe servir la cosmética? Para cuidarnos, por supuesto. Y hacerlo de forma natural es la opción más sabía y saludable. Escoger productos con ingredientes naturales es una decisión que agradecerás.