Menopausia precoz

menopausia precoz

La menopausia significa la desaparición de la ovulación y por tanto de la  menstruación. Se diagnostica después de que transcurran doce meses sin que tengas un período menstrual. Pone fin al ciclo reproductivo de la mujer.

Normalmente es una etapa que suele empezar a partir de los 45 años, pero en algunas ocasiones más infrecuentes algunas mujeres la experimentan antes.

Antes de continuar hablando de la menopausia precoz quiero aclarar los siguientes conceptos que muchas veces no tenemos bien entendidos.

El climaterio es el periodo de transición del estado fértil al no reproductor. Se divide en tres fases.

Fases del climaterio

  • Perimenopausia: Significa alrededor de la menopausia. Es la etapa previa al cese de la menstruación. Aparecen alteraciones del ciclo y síntomas diversos.
  • Menopausia: Cese definitivo de la menstruación.
  • Postmenopausia: Alteraciones debidas al déficit hormonal. Es el período entre 5 y 10 años subsiguientes a la aparición de la menopausia y en el cual persiste el déficit estrogénico.

La menopausia precoz puede darse antes de los 40 años y suele ser un trastorno muy invisibilizado por el hecho de ser poco frecuente. Afecta entre el 1 y el 25% de la población. La causa del cese anticipado de la producción de óvulos puede ocurrir por varias causas diferentes.

Posibles causas de la menopausia precoz

-Puede estar condicionado por el estilo de vida de cada mujer -obesidad, tabaquismo…-

-Puede tener origen genético.

-Puede deberse a alguna enfermedad o tratamiento -por ejemplo, quimioterapia o radioterapia-.

-El fallo ovárico prematuro (el ovario empieza a funcionar de manera insuficiente).

Conocer si ha habido casos de menopausia precoz anteriores en la familia puede ayudarnos a detectar si genéticamente puede haber factores desencadenantes, aunque eso debe ser consultado y resuelto por un ginecólogo.

Es importante tener presente que la menopausia, precoz o no, conlleva una serie de cambios que podrían afectar a la autoestima, por lo que es fundamental cuidarse durante esta etapa, física y psicológicamente. Puede conllevar la incapacidad para ser madre y es recomendable, si esto genera mucho malestar, trabajarlo con terapia psicológica.

Hay que recordar que la menopausia no es una enfermedad y el fin de la actividad reproductiva no tiene porqué ser el fin de la sexualidad y sentirse bien con una misma va mucho más allá. Una buena manera de lidiar con los síntomas de la menopausia es entenderlos. Si estás bien informada sobre las consecuencias en tu cuerpo y en tu estado de ánimo, serás mucho más consciente de lo que te está pasando. Pregunta a tu experto de confianza todas las dudas que tengas. Comparte tus experiencias con otras mujeres en la misma situación que puedan darte otros puntos de vista, tal vez te ayuden a ver en positivo algunos aspectos.

Si por los síntomas de la menopausia padeces sequedad vaginal y/o falta de lubricación, puedes informarte sobre Bevitae Aceite Íntimo aquí.

Artículos relacionados