El testimonio de Mónica

Mónica, 52 años | En pareja | Menopáusica

Os dejo otra confesión de una mujer real. Una mujer cualquiera que como el resto tenemos dudas de como afrontar situaciones cotidianas del día a día. ¡Todas podemos ser Mónica!

¡Esto no puede terminar aquí!

Con la llegada de la menopausia, afectó el ritmo de vida en pareja y, además, el deseo me bajó por los suelos y mira que yo era de las que disfrutaba con el sexo.

Además, la zona vaginal y genital se me secó, hasta el punto que solo con pensar en hacer el amor ya me entraban todos los males.

Pero reflexioné: ¡esto no puede terminar aquí! y re descubrí la capacidad de erotizar de nuevo la relación.

Y si te tengo que ser sincera, utilizar un aceite íntimo me lo ha facilitado mucho. Me ha servido de lubricante y de hidratante para mis zonas íntimas, para evitar posibles infecciones vaginales vinculadas a la menopausia.

Una de las cosas que me ha gustado mucho y que creo que es muy importante es el olor. Creo que con olerlo debes ponerte en situación.

Artículos relacionados