Sexualidad y menopausia

menopausia y sexualidad

Los cambios en el organismo debidos a la menopausia afectan a la sexualidad de la mujer.

¿Se puede seguir disfrutando del sexo después de la menopausia?

 

Disminución de los niveles hormonales

La disminución de los niveles hormonales asociados a la menstruación pueden provocar cambios en el deseo y también en el funcionamiento sexual de la mujer. Estos cambios pueden conllevar a una mayor dificultad para excitarse. En definitiva, el  interés por el sexo disminuye. Una excitación normal se inicia con la estimulación,: los genitales se llenan de sangre, la vagina aumenta la lubricación y se expande elevando el útero para dejar pasar el pene. Con la menopausia la excitación es menos intensa. En consecuencia, se tarda más en lograr iniciar una relación con penetración.

Se recomienda dar importancia a toda la relación sexual -a lo que, muy a nuestro pesar, la gente llama preliminares-, no solo a la penetración.  Es importante tomarse tiempo, sin prisas. Así se podrá disfrutar de todo el cuerpo y ir preparando la zona genital.

 

Sequedad vaginal

Durante estos cambios hormonales también puede existir una disminución en el suministro de sangre a la vagina. Esto puede afectar a la lubricación vaginal.  Se produce un adelgazamiento de las paredes vaginales que también afectan a la sequedad vaginal. 

El uso de lubricantes se hace imprescindible. No solo para las relaciones sexuales sino para el día a día en todas las mujeres menopáusicas. Es recomendable sobretodo a las que sienten incomodidades por la baja lubricación. Recordar que el pH vaginal también varia a lo largo de nuestro ciclo menstrual. Por lo tanto, es muy importante utilizar jabones de uso diario especiales para la zona.

 

Pérdida del tono muscular

Otro cambio que se produce con la menopausia es la pérdida del tono muscular del suelo pélvico. Junto a la sequedad vaginal, hace que las contracciones que se producen durante el orgasmo sean menos intensas y duraderas.

En este caso, la gimnasia pélvica ayudará a la mujer a mantener el control de estos músculos y con ello la intensidad de sus orgasmos.

 

 

Todo ello afecta a la calidad de la actividad sexual. Hay que asumir el cambio adaptándose a las nuevas exigencias del propio organismo. Se puede y se debe disfrutar de la sexualidad a todas las edades, pero tenemos que saber adaptarnos a los cambios de nuestro cuerpo. En la menopausia hay que adaptarse a estas nuevas exigencias para que la vida sexual de la mujer no se resienta.

 

¡Hasta pronto!

La (poca) sensibilidad de la vagina

poca sensibilidad de la vagina

Algunas personas, debido a la desinformación, cuando piensan en las relaciones sexuales tienen la idea de que el hombre y la mujer sienten exactamente el mismo tipo de placer. Esto es un error y esta equivocación provoca muchos problemas relacionados con la sexualidad.

La sensibilidad del pene no tiene nada que ver con la sensibilidad de la vaginaSupongamos que en una escala de sensibilidad del 1 al 10, la del pene se sitúa en el 9. Pues para hacernos una idea aproximada, la sensibilidad de la vagina se situaría entorno a un 3. Pero esto no significa que la mujer puede experimentar menos placer. Debemos saber que las mujeres tenemos el clítoris, que en la misma escala nos permite situarnos en el 10. 

Las relaciones sexuales se centran en la vagina de la mujer. Teniendo en cuenta lo anterior, tal vez deberían prestarle más atención al clítoris.

 

¿Por qué hay mujeres que sí sienten placer durante la penetración?

Porque la parte interna del clítoris, en algunas mujeres, abraza a la vagina por dentro. Las mujeres que disfrutan de la penetración gozan también, indirectamente, de la estimulación del clítoris. Por esto pueden sentir mucho placer e incluso orgasmos durante el coito. Algunas requieren una estimulación externa del clítoris para poder llegar al orgasmo. Lo interesante es investigar para aprender qué te gusta y cómo te gusta. 

Puedes utilizar algún lubricante vaginal para hacerlo más estimulante. Te recomendamos Bevitae Aceite Íntimo, ya que es natural y, además de aumentar tu placer durante las relaciones sexuales, es beneficioso para tu salud íntima.

 

Lo que debes saber sobre el pH vaginal

lo que debes saber del ph vaginal

El pH mide la acidez o alcalinidad de una solución. Si su nivel es 7 estamos ante un pH neutro, por debajo de 7 es ácido y por encima es alcalino.

El ph vaginal varia a lo largo de la vida. En edad fértil y  condiciones normales, el pH vaginal varía entre 3,8 y 4,2, es decir, es ácido. La acidez previene el desarrollo de bacterias como escherichias, gardnerellas, estreptococos o estafilococos. También previene la proliferación de hongos y evita la candidiasis. Nos protege además de virus y parásitos.

La semana de la menstruación y también en edad adulta, cuando llega la menopausia este pH vaginal aumenta llegando a unos valores de 7, hablamos de un pH neutro.

 

¿Porqué cambia nuestro pH vaginal?

A pesar de los mitos que sugieren que una infección vaginal es consecuencia de la falta de higiene o el contacto sexual, el pH puede aumentar y alcalinizarse por motivos naturales como las relaciones sexuales, la ovulación y la menstruación. También puede afectar el consumo de anticonceptivos orales, de barrera o tampones. Además, hay enfermedades como diabetes e inmunodepresión que afectan directamente al pH vaginal.

El pH del semen es, más o menos,  7,2 y durante las relaciones sexuales modifica el pH vaginal acercándolo a un valor de 5. Durante la menstruación y la ovulación  varian nuestros niveles de progesterona, lo que produce un aumento del pH vaginal.

 

¿Qué debo hacer si tengo molestias?

En primer lugar, acude al ginecólogo, a tu médico habitual o pregunta a tu experto de confianza. Nosotros podemos ayudarte. Hay que preguntar siempre sin pudor y evitar automedicarse con fármacos que no son los adecuados para nuestro problema porque podríamos empeorar nuestra salud.

Un desajuste de la acidez provoca que se desarrollen más microbios y se traduce en una infección en la vagina, acompañada de un aumento de flujo y inflamaciones, irritación, olor desagradable o dolor.

 

El flujo vaginal: un gran indicador

Tenemos en nuestro cuerpo un gran indicador natural sobre si todo está correcto o no. El flujo vaginal varía sus característica sen función del patógeno que lo provoca, así que puede ser nuestro aliado para conocer nuestra problema.

Flujo normal 3,8 – 4,2 Claro, blanquecino, homogéneo, olor suave
Flujo provocado por Candida  (hongos) 5,5 – 6,8 Con gránulos, provoca prurito, sin olor desaagradable, dispareunia (dolor duante el coito)
Flujo provocado por Gardnerella (bacterias) 5,8 – 8,5 Abundante, verdoso, olor fuerte


La higiene es fundamental

Una higiene adecuada es lo que nos asegura un pH vaginal adecuado para evitar posibles problemas.

Es muy importante mantener una buena higiene después del coito, para evitar variaciones del pH debido al semen, lubricantes o otros compuestos químicos empleados. Es fundamental también llevar una higiene regular durante la menstruación.

Si se una algun jabón para la higiene íntima, que sea del pH adecuado y que no tenga desodorante, ni colorante, ni perfume.

¿Qué ocurre cuando llega la menopausia?

que ocurre cuando llega la menopausia

Cuando una mujer llega a la menopausia, el ovario deja de producir estrógenos de manera irreversible. Ese suceso marca la vida de la mujer y produce algunos cambios en su cuerpos que conocerlos te ayudará a adaptar tus hábitos a ellos y llevarlos con normalidad.

 

Algunos asuntos a tener en cuenta

  • Los huesos van perdiendo calcio y aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Hay una pérdida del tono muscular y, en consecuencia, aumenta la flacidez.
  • La piel va perdiendo su firmeza.
  • Se produce una descompensación metabólica y empiezan los problemas con el colesterol i la presión.
  • También se produce descompensación en la síntesis de serotonina, lo que conlleva problemas de ansiedad, insomnio, melancolía…
  • Se sufren alteraciones intestinales como estreñimiento, digestiones pesadas…
  • Pérdida del interés sexual.
  • Sequedad en las mucosas, especialmente en la mucosa vaginal, lo cual puede dificultar las relaciones sexuales con penetración.

Pero como siempre decimos, cuidarse siempre ayuda a encontrarse mucho mejor.

Nuestras recomendaciones

  • Llevar una vida activa: caminar, bailar, hacer ejercicio, senderismo, nadar…
  • Tener una dieta rica en proteínas, que no hace falta que sean de origen animal, las de origen vegetal también sirven.
  • Puede ser útil tomar un suplemento de Magnesio para mejorar la flexibilidad muscular.
  • Hay que controlar el peso, evitar la ingesta de hidratos de carbono (no consumir azúcares) y de alcohol.
  • Beber agua para eliminar toxinas.
  • Dejar de fumar.
  • Mantener una alimentación rica en Calcio y/o tomar un suplemento de calcio para evitar la osteoporosis.
  • Introducir algún suplemento antioxidante a la dieta.
  • Evitar el estreñimiento alimentándonos con fibra.
  • Hidratar la piel -toda, incluso la de las zonas íntimas- y acostumbrarse al uso de productos de cosmètica natural.

¿Sufres sequedad vaginal?

Te recomendamos usar nuestro hidratante vaginal Bevitae Aceite Íntimo, que además puede usarse de lubricante vaginal durante las relaciones sexuales, hecho con productos 100% naturales y libre de parabenos, perfumes y colorantes.

 

Recordad que la menopausia no debe hacernos sentir más viejas sino más sabias, más enteras y recordarnos que estamos recorriendo nuestro camino con plenitud.

5 buenas razones para utilizar la copa menstrual

porque utilizar al copa vaginal

¿Qué es una copa menstrual?

¡Hola chicas! ¿Todas sabéis lo que es la copa menstrual? Hoy me apetece hablar sobre algo que creo que no se ha explicado nunca del todo bien: las copas menstruales. Mucha gente no las usa por desconocimiento, y creo que es una lástima ya que ofrecen gran cantidad de ventajas. A mí personalmente me parecen una buenísima opción, pero prefiero que me leas y lo juzgues tu misma.

razones copa vaginal

Si aún no has oído a hablar de la copa menstrual, quédate y presta atención. La copa menstrual es la solución para todas las mujeres que quieren una vida mucho más cómoda, segura, ecológica, económica e higiénica.

La copa menstrual es un recipiente de silicona médica. Se introduce en el interior de la vagina -igual que un tampón- durante la menstruación, adaptándose a las paredes vaginales en todo momento, no importa el movimiento que hagamos. Recoge todo el flujo en el interior de la copa. Puedes llevarla, en función de tu flujo, hasta 12h en el interior sin tener que preocuparte. Su uso es ilimitado, te la puedes quitar y poner tantas veces como quieras.  Es de uso diario, durante todo el ciclo. Sí, TODO el ciclo: la puedes usar por la noche sin problemas, dormir tranquila y segura.

Su mantenimiento es muy sencillo: cuando acaba tu periodo, la esterilizas con agua hirviendo y la guardas en su bolsita de algodón hasta tu siguiente menstruación.

La copa menstrual puede marcar el fin en tu vida de los tampones, compresas, salvaslips, olores, manchas, pérdidas, preocupaciones…

copa vaginal

¿Por qué utilizar la copa menstrual?

SALUDABLE

Las copas menstruales están hechas en silicona médica o en TPE (elastómero termoplástico), dependiendo de la marca. Ese material no araña ni seca las paredes vaginales y tampoco deja restos de fibras, a diferencia de los tampones tradicionales. Tiene una superficie totalmente lista, que no absorbe ningún líquido y ninguna bacteria puede permanecer en su superficie. No puede producir alteraciones en el entorno vaginal natural.¿Y ese color que tienen? No te preocupes, es colorante alimentario. Para su fabricación no se utiliza ningún aditivo químico que pueda afectar al organismo de la mujer: están hechas pensando en todas las mujeres, tanto para aquellas quienes tengan alergias o como las que no. Así que ¡son aptas para todas!

ECONÓMICA

La copa menstrual, con un mantenimiento adecuado, puede durar hasta ¡15 años! Además, con 4 meses recuperas la inversión que has hecho al comprarla: ¿Te has parado a pensar cuanto nos llegamos a gastar en tampones o compresas en tan solo un año? La copa menstrual no tiene límites, puedes introducir y extraer tantas veces como lo necesites, ilimitadamente. La puedes usar durante todo tu período y los siguientes 10 o 15 años sin gastarte ni un euro más. Olvídate de comprar cajas y cajas cada mes, la copa te dura hasta 15 años.¿Sigues dispuesta a gastar sin fin

HIGIÉNICA

Todas hemos sufrido alguna vez pensando ¿Estoy manchada? ¡Olvídate de eso! La copa queda completamente ajustada en el interior de la vagina, adaptándose perfectamente a la anatomía de cada mujer recogiendo su flujo, por lo que ya es historia esto de preocuparse por la menstruación, del hilo colgando… Disfruta de tus días.

ECOLÓGICA

¿Sabes cuantos tampones y compresas se tiran al año? Alrededeor de 94.500.000.000. ¿Y si hubiera una forma de contribuir en el medio ambiente y no producir tantos residuos? ¡Hemos encontrado la solución perfecta! Una copa se utiliza ilimitadas veces durante el periodo menstrual sin generar ni un solo residuo. ¡Psst! ¡Que ya lo tienes! ¡Actualízate!

CÓMODA

La copa te proporciona protección -según el flujo de cada mujer- durante hasta 12 horas. Eso equivale a sentirte limpia y segura todo un día. ¡Y toda la noche!

razones copa vaginal

Consejos para el mantenimiento de tu copa.

  1. Evita guardar la copa menstrual en envases herméticos o de cristal. Guárdala siempre en un lugar adecuado libre de temperaturas extremas -mucho calor o mucho frío- y siempre siempre siempre -sí, siempre- dentro de tu bolsita de algodón. Evita también que la copa esté expuesta a rayos UVA. Así evitarás que pierda color y conservará todas sus propiedades.
  2. Durante la menstruación, enjuaga y lava la copa con agua. Y cuando se finalice la menstruación, esterilízala con agua hirviendo o usando el método Milton. Eliminarás las bacterias que pueda quedar o adquirir.
  3. Si lo necesitas, usa lubricante para introducirte la copa, tantas veces como haga falta, no altera tu vagina ni perjudica la copa.

Hoy puede ser el día en que tu salud cambie para siempre hacia mejor!

Está claro que si has leído hasta aquí, es que quieres mejorar tu calidad de vida y empezar a ahorrar! Por eso, te recomendamos diferentes tipos de copas menstruales, para que encuentres la que se adapte mejor a tu ritmo de vida, a tu cuerpo y a tu gusto y Bevitae Aceite Íntimo, el lubricante creado  para personas como tú: que se quieren y quieren cuidarse de forma natural!

 

Clara Sans

Nuevo producto en camino: Jabón vulvar Bevitae

nuevo jabon vulvar bevitae

Estoy a pocos pasos de definir la siguiente fórmula (después de nuestro aceite íntimo), el próximo jabón vulvar BeVitae.

Se tratará de un jabón para la higiene vulvar: Jabón vulvar Bevitae

Cada ingrediente es importante tanto por sus beneficios como por las propiedades nutricionales y también para la propia estabilidad de la fórmula. Como ya te he comentado, estoy terminándola, falta poco para acabar de definirla.

Y es aquí donde te propongo intervenir. Mas que proponerte, te pido una pequeña ayuda.

clara sans bevitae

Para gustos, los colores, y en este paso me he atascado. Aquí te lanzo la pregunta.

¿Qué olor debe tener el Jabón Vulvar de BeVitae? Que preferirías…. ¿Olor más bien a Cítricos, o bien te gustaría más una Lavanda, o eres más de un olor refrescante tipo Menta?

También aceptaría… Me da igual el olor de un jabón siempre y cuando sea efectivo y agradable.

 

Nuevo producto en camino: Jabón vulvar Bevitae 1

En pocas semanas os presentare el Jabón Vulvar de BeVitae.

Prometo seguir informando.

Un abrazo

Clara Sans

Celebramos nuestro primer aniversario con una nueva fórmula

Todas y todos sabemos que el tiempo pasa muy deprisa. Creo que es imprescindible que de vez en cuando se reflexione. Hay que intentar parar para darnos cuenta de donde estamos y que buscamos. Analizar el pasado, mirar el presente y soñar con un futuro mejor. I eso es bueno a nivel personal y a nivel profesional.

Total, que en estas estoy yo. Hace aproximadamente un año que a estas fechas estaba dando los últimos pasos para lanzar al mercado el Aceite Íntimo, el primer producto de BeVitae. Recuerdo que mi cabeza estaba llena de interrogantes, algún que otro miedo pero también mucha ilusión,  ganas de empezar a hacer trabajos que nunca había desarrollado. La parte de comercial, de formadora para las tiendas que lo requieren. Mi día a día cambio un poquito, pasando de dedicar todas las horas a estar detrás del mostrador de la farmacia, a dedicar parte de mi tiempo en volcarme en el proyecto y en dar a conocer a BeVitae Aceite Íntimo.

 

Un año después…

Celebramos nuestro primer aniversario con una nueva fórmula 2

Ya hace un año que me saqué esta foto con el objetivo de pedir” una ayudita” para formular el Aceite Íntimo. La foto es la misma, yo un año mas viejecita y ojalá un poco mas sabia…

He recordado mucho esta época porque vuelvo a estar en mitad de una fórmula y “estoy sufriendo” alguna que otra dificultad. Son dificultades de las buenas, de las que se disfruta trabajando.  Soy de las que pienso que una fórmula debe tener el mínimo de ingredientes con la máxima calidad. Tanto terapéutica como nutricionalmente hablando.  Me enfada leer etiquetas INCI larguísimas, sabiendo que a veces, muchos de los ingredientes podrían no estar, que no aportan ningún beneficio al usuario y tampoco a la fórmula. Desdibujan la formula, enmascaran la calidad de algunos ingredientes y no aportan ningún valor añadido .

Nuestro lema es “just te product and you” y yo añadiría que el resto sobra. Sino me aportas valor, no te quiero!

 

¿Adivinas qué puede ser nuestro nuevo producto?

 

 

 

Diferencia entre flujo vaginal y lubricación

flujo vaginal lubricacion

A pesar de que algunas sus características son muy parecidas (líquido mucoso, se desprende por la vagina…), el flujo vaginal y la lubricación son fluidos muy distintos. Y cumplen funciones muy distintas.

Flujo vaginal

El flujo vaginal tiene el objetivo de limpiar, humedecer y proteger el cuerpo de posibles infecciones. Su aspecto depende de cada mujer y de la edad que tenga. Durante la menstruación también puede verse modificado. Si hay una infección, el flujo puede tener mal olor y ser de un color verdoso o gris, por lo que recomendamos que acudas a tu ginecólogo.

Lubricación

La lubricación se produce debido la excitación sexual. Ayuda a la penetración así como a mantener un pH neutro para facilitar que los espermatozoides sobrevivan. Hay dos tipos: vulvar y vaginal. Normalmente se forma de manera natural pero en algunos casos se puede sufrir sequedad vaginal. Para remediarlo recomendamos el uso de algun lubricante o hidratante vaginal.

 

Fuente: CuidatePlus

Cuando el dolor mata el placer

Muchas mujeres no encuentran placer durante la penetración, más bien todo lo contrario, produce dolor, irritación vaginal, malestar psíquico… Hoy vamos a hablar del dolor relacionado con las relaciones sexuales. Este dolor, que muchas veces se normaliza, se debe a varias causas.

Causas del dolor en las relaciones sexuales

Falta de lubricación

Cuando hay una carencia de lubricación el pene fricciona con las paredes vaginales provocando dolor y escozor. Esta falta de lubricación puede ser debida a una falta de excitación o deseo, cambios hormonales o debido de también a los cambios físicos en la menopausia. Te recomiendo el uso de Bevitae Aceite Íntimo. Un hidratante y lubricante vulvovaginal formulado con ingredientes naturales para disminuir la sequedad y aumentar el placer en las relaciones sexuales.

Bloqueos emocionales

Medo al embarazo, a la penetración, carencia o información sexual errónea, que nos pueden traer a los puntos siguientes.

Dispareunia

Dolor o molestias durante, antes o después de la penetración que se puede dar tanto en mujeres como en hombres. También puede ser debida a causas orgánicas como infecciones o inflamaciones.

Vaginismo

Disfunción sexual femenina que se caracteriza por un espasmo involuntario de los músculos que rodean la vagina impidiendo la penetración.

Contracturas en el suelo pélvico

Cuando la musculatura del suelo pélvico está muy tensa, hipertonía, uno de los síntomas es el dolor en la penetración.

Practica los ejercicios de Kegel para fortalecer la musculatura del suelo pélvico.

Sentir molestias y quedarse callada hace que incremente el problema, es decir, normalizarlo no es la solución. Aquí podemos iniciar un círculo vicioso negativo que nos puede traer a una disminución de deseo e incluso al rechazo de las relaciones sexuales. Si una actividad que se supone que tendría que ser placentera me provoca dolor, para qué hacerla otra vez? Este es el razonamiento, y muy lógico, que hace nuestro cerebro que nos lleva a alejarnos de la sexualidad. Pero la cuestión es que cada causa tiene su tratamiento. Haz la consulta, averigua si necesitas ir al ginecólogo, dermatólogo, sexólogo, fisioterapeuta de suelo pélvico o a la farmacia, y da el paso.

Rosa Padrosa, sexóloga

¿Qué es la astenia primaveral?

que es la astenia primaveral

Dicen que la primavera la sangre altera, que aumenta nuestro apetito sexual y que estamos más activos. La primavera es símbolo de la llegada del buen tiempo, del disfrute de más horas de sol, más planes al aire libre,… Pero como siempre en la vida, no todo son flores y mariposas.

Esta mejoría climática y meteorológica afecta negativamente a algunas personas. Paradójicamente el inicio de los cambios de temperatura fruto de la primavera, durante las primeras semanas puede ser normal sentirse más triste y fatigado. Parece que no se tenga energía. A esto le llaman astenia primaveral.

Que quede claro que la astenia primaveral no es una enfermedad sino un síntoma que se manifiesta en este cansancio fruto del cambio de temperatura y humedad. Algunos le llaman el falso mito de la astenia ya que en muchas veces se relaciona la primavera en “tener que atiborrarse de suplementos tipo Ginsengs o jalea real” por la simple sensación puntual o muy temporal de fatiga.

 

Síntomas de la astenia:

– fatiga generalizada

– somnolencia diurna

– desmotivación

– dificultad de concentración

– aturdimiento

– irritabilidad

– falta de apetito

– disminución de la libido

Todos estos síntomas nos pueden ocurrir en cualquier otro momento del año, por muchos motivos difrerentes. Así que sea como sea, ponte las pilas para remediar la astenia o no astenia.

 

Preguntas que debes hacerte a ti misma

¿Duermes las horas suficientes para ti?
¿Comes bien?
¿Qué tal estas a nivel personal? Estreses, preocupaciones, trabajos, relaciones,…

Si a la llegada de la primavera le sumamos las alergias estacionales, el cóctel empeora bastante. El cuadro del desanimo se ve acentuado por otros síntomas debido a esta rinitis alérgica.

 

Si tienes alguna duda sobre tu estado de salud y bienestar solo tienes que escribirnos.

¡Hasta la próxima!