Relaciones sexuales en la desescalada

relaciones sexuales desescalada

Tal y como informó la Agencia EFE y después publicaron La Vanguardia y Antena 3, el experto y director del Instituto Andaluz de Sexología Fernando Cabello hizo un conjunto de recomendaciones para tener relaciones sexuales después del confinamiento con tal de prevenir el contagio del coronavirus o Covid-19. 

 

Evitar el contacto boca a boca y las posturas cara a cara

Las parejas que no han estado confinadas juntas podrán mantener relaciones sexuales pero será necesario evitar los besos y posturas cara a cara, ya que la mayor concentración del virus está en la saliva. 

Evitar el sexo oral,  sobre todo el oro-anal

Según el experto, se ha descubierto el virus en las heces “en gran cantidad”, mientras que en la orina se ha encontrado un 6,8% de los casos. 

Lo más peligroso: relaciones nuevas

Lo ideal sería tener una analítica de la persona que diera positivo en los anticuerpos, así se podría asegurar que se ha pasado el virus o se ha estado sin síntomas. Lo recomendable en parejas que no se conocen previamente sería estar 15 días sin tener sexo, esperar a que no haya síntomas y después evitar las prácticas sexuales de riesgo. 

Parejas confinadas

Si no se ha salido de casa y no ha habido síntomas,  el  sexo es seguro y se puede hacer vida normal. Si hay duda de contagio, el experto recomienda seguir las mismas normas que para las parejas que no hayan pasado juntas la cuarentena. 

 

2 alternativas a las relaciones sexuales durante la pandemia

Puede que debido a la crisis del Covid-19 tu vida sexual haya sufrido cambios importantes. Puede que no estés confinada con tu pareja o parejas sexuales o que  la situación actual te impida tener relaciones sexuales esporádicas. Puede que sí estés confinada con tu pareja o parejas sexuales pero exista duda de contagio y, por lo tanto, el sexo parezca inseguro y sea necesario extremar la precaución. La sexualidad es importante y el panorama actual lo ha puesto de manifiesto, ya que seguramente todos estamos notando cómo nos están afectando los cambios que se están produciendo en nuestra rutina y sexualidad. 

Estar confinado (fase 0) o tener que extremar las precauciones (fase 1) no significa que la vida sexual tenga que quedar reducida a cero. Existen alternativas para poder seguir disfrutando de la sexualidad hasta que lleguemos a la “nueva normalidad” y podamos retomar nuestras prácticas habituales o preferidas. Te dejamos alguna idea:

 

Masturbación

No hace falta estar en medio de una pandemia para masturbarse, por supuesto, pero ahora tenemos tiempo y podemos experimentar con ello: nuevas maneras de estimulación, mirarse al espejo, hacerlo en pareja -pero sin tocarse, evitando el riesgo-… El autoplacer y el autoerotismo siempre son buenos aliados, así que también lo serán durante este período.

 

Sexting

No es ninguna mentira que el sexting o sexo virtual ha aumentado des del inicio de la cuarentena. Muy ligado a la masturbación, el sexting consiste en intercambiar contenido erótico (vídeos, fotos, audios, GIFS…) e tener conversaciones eróticas a través de mensajes con otra persona. Se debe hacer con mucha precaución y respetar siempre la privacidad de la otra persona (no compartir el contenido que se ha recibido con nadie más), pero nos ofrece un nuevo mundo de posibilidades.