10 tóxicos más usados que llevan la mayoría de cosméticos convencionales

La cosmética industrial nos vende soluciones para la salud de nuestra piel, nuestra cara, nuestras manos, nuestro pelo… Pero algunas veces, las fórmulas de esos productos pueden ocasionarnos más problemas de los que supuestamente remedian. Muchos jabones, geles, cremas, maquillaje, entre otros, llevan elementos tóxicos y que deberíamos evitar para no aumentar el riesgo de padecer determinados problemas de salud. Te dejamos una lista para que puedas tenerla en cuenta a la hora de observar las etiquetas. 

.

Parafina líquida (paraffinum liquidum, petrolatum)

La parafina líquida es un aceite mineral (es importante diferenciarlo de un aceite vegetal) y se utiliza como ingrediente principal en la fase oleosa de muchos productos. La razón es que este tipo de aceite resulta mucho más barato. Se trata de un derivado de petróleo también usado para la fabricación de velas por ejemplo.  Este producto es tan usado en cremas y lociones hidratantes además del bajo coste, resulta fácil trabajar con el, se conservan bien.

En un primer momento, justo después de aplicar este producto en la piel, parece que la suaviza y la deja más fina y recuperada -la parafina crea una capa impermeable en la piel que le da una apariencia de mejoría, pero la verdad es que el resultado es un efecto-plástico: los poros taponados, una piel que no puede hacer sus funciones correctamente, más vulnerable a los agentes externos, más reseca y con el proceso de la formación de arrugas más acelerado. Además, el organismo humano no puede metabolizarla y algunas parafinas, con el paso del tiempo, se pueden ir acumulando en el hígado, los riñones y los ganglios linfáticos.

 

El resultado es un efecto-plástico: poros taponados, piel más reseca y incapaz de cumplir sus funciones

 

Nombres con los que la podemos encontrar en las etiquetas:

Parabenos

Los parabenos son compuestos químicos con funciones bactericidas y fungicidas que se utilizan para que el producto dure más y no lo ataquen bacterias y microorganismos.

Muchos productos que usamos a diario contiene 3 o 4 tipos de parabenos distintos

Se asocian los parabenos con posibles efectos estrógenos para el cuerpo desde que se encontraron parabenos en el tejido de pacientes de cáncer de mama en el 90% de las biopsias en un estudio en Inglaterra en 2004 , pero a día de hoy aún se niega la validez de tales investigaciones por parte de las autoridades europeas, que siguen considerando estas sustancias de baja toxicidad.

Los mas utilizados:

  • METHYLPARABEN o E-218
  • ETHYLPARABEN  o E-214
  • PROPYLPARABEN o E-216
  • BUTYLPARABEN o E-209

Derivados de PEG 

Su característica más peligrosa es la capacidad que tienen de penetrar en la piel.  Así pues, si el resto de sustancias que componen el producto son perjudiciales, el PEG o, que es lo mismo, les está facilitando la entrada.

Los derivados del PEG facilitan la entrada de sustancias tóxicas

Se adquieren de derivados del petróleo que son cancerígenos como el óxido de etileno. También puede irritar la piel. Encontramos que si hablamos de cosmética natural certificada, no está permitido. Pero, aún así, se utilizan tanto porque son un recurso a la hora de utilizar tensioactivos, emulsionantes, solventes, suavizantes… Y de bases de geles y cremas.

¿Cómo reconocerlos en las etiquetas?

    • PEG + un número
    • Sufijo TH (como Steareth o Laureth)

 

Ftalatos

Los ftalatos son un conjunto de sustancias químicas que hacen la función de disoventes y suavizantes.

Usar a menudo cosméticos que los contengan puede ser arriesgado para la salud. Son tóxicos y muchos estudios científicos de varias partes del mundo los vinculan al cáncer, mal funcionamiento del sistema hormonal y daños en el ADN de reproducción masculina, así como malformaciones en el feto.

 

Muchos estudios cientíicos los vinculan al cáncer.

 

Algunos nombres con lo que puedes encontrarlos en las etiquetas:

    • Dietilexiloftalato o DEHP
    • Butilbenziftalato o BBP
    • Dibutilftalato o DBP
    • Butildecilftalato o BDP
    • Diunddecilftalato o DUP
    • y un larguísimo etc…

 

Perfumes artificiales

Las fragancias artificiales son más económicas y se pueden producir más fácilmente para luego añadirlas a perfumes, geles de ducha, desodorantes, champús, cremas… Son peligrosas porque se van acumulando y pueden causar problemas endocrinos y en el sistema reproductor.

A pesar de aparecer en la etiqueta solo como “perfume” o “fragancias” y la innecesidad de declararlos según la ley por sus bajas concentciones, pueden afectar y provocar reacciones alérgicas a personas sensibles. Algunos de ellos incluso, en algunos estudios, se ha visto que son cancerígenos.

Colorantes artificiales

Algunas sustancias se utilizan para dar el color que se busca en un producto determinado, ya sea un gel, una crema, un jabón de manos…

Hay una lista bastante larga de colorantes que no son recomendables para utilizar en la cosmética, pero se utilizan: –anilin o –anilid, -amine -diamine son algunas de las terminaciones de muchos colorantes sintéticos.

Formaldehido

El formaldehido, entre otras funciones, se usa como conservante. Se trata de una sustancia orgánica volátic que podemos encontrar en muchísimos productos de cosmética industrial (tambien en productos de limpieza, muebles, barnices…).

Actualmente, el formaldehído está oficialmente categorizado como tóxico y peligroso, por lo que se ha prohibido su uso en cosmética. Entonces ¿cuál es el problema? Es tan barato que, para poder seguir obteniendo esta ventaja económica, lo que hacen las marcas es usar otros compuestos que lo liberan.

El formaldehído esta considerado tóxico y las marcas lo utilizan a través de compuestos que lo liberan.

 

Puedes identificar algunos de los liberadores de formaldehído:

    • Aldioxa
    • Alcloxa
    • Bronopol
    • Bronosol
    • Diazolidinyl Urea
    • Imidazolidinyl Urea
    • Polyoxymethylene Urea
    • Imidazolidinyl-Urea
    • 2-Bromo-2-Nitropropane-1
    • 3-Diol, 5-Bromo-5-Nitro1
    • 3-Dioxane
    • Methenamine
    • Sodium Hydroxymethylglycinate
    • DMDM Hydantoin
    • Quaternium-15
    • Onyxide 500
    • Dimethyl Oxazolidine
    • y sustancias que con el prefijo MDM, DM,DMDM, DMHF o DEMD

Aluminio

Se conoce que el aluminio puede unirse al ADN y modificar la estructura y que también puede alterar la actividad de los genes. La absorción de esta sustancia puede llevarse a cabo tanto vía oral como vía tópica. Así pues, los productos de cosmética que lo llevan se convierten en un peligro a tener en cuenta.

El aluminio podemos encontrarlo en cremas hidratantes, pintalabios, desodorantes, antitraspirantes… Uno de los ejemplos más claros es a presencia en gran parte de los antitranspirantes del mercado: su acción astringente consigue reducir o inhibir el flujo de sudor pero, a la vez, puede ser la causa de cáncer de mama al generar la mutación de las células.

Talco

Compone muchos productos cosméticos como maquillaje y incluso polvos para bebés. Se utiliza también para lubricar algunos preservativos, hecho que puede generar fibrosis en las trompas de Falopio y, en consequencia, infertilidad. El talco es una sustancia que a nivel químico se parece considerablemente a amianto, conocido por ser cancerígeno. Se sabe que, al tapar los poros en la piel se impide que realice sus funciones naturales y genera acné, alergias, dermatitis, irritación o sarpullido y envejecimiento prematuro.

 

Fuentes:

http://www.cremas-caseras.com/

https://www.muwellness.com/content/lista-de-ingredientes-t%C3%B3xicos-en-cosm%C3%A9ticos

Artículos relacionados